usos-bicarbonato-de-sodio

Usos del bicarbonato de sodio que seguro no conocías

¿Limpiar tu casa debe ser sinónimo de contaminar? En absoluto, sobre todo si se utilizan los productos de limpieza adecuados. Descubre los usos del bicarbonato de sodio, una sustancia con una enorme capacidad para limpiar y neutralizar malos olores en tu hogar respetando el medio ambiente. 

 

Resumen

Lavavajillas

El bicarbonato de sodio es un gran agente higienizante. Mezclado con agua es capaz de actuar de lavavajillas para platos, sartenes y cazuelas. Además, en caso de que haya algún resto de comida que esté especialmente pegado, siempre puedes dejarlo reposar toda la noche con el también conocido como bicarbonato de soda y agua.

Ayudándote de una esponja o un estropajo (si puede ser de luffa, mejor) también puedes usar esta sustancia para limpiar el microondas o retirar las manchas de las tazas de café y té. Y con un paño puede ayudarte también a abrillantar y limpiar cubiertos (o cualquier otro utensilio) que se sean de plata.

Desodorante

Su enorme capacidad para neutralizar los malos olores lo convierte en el aliado perfecto para cualquier superficie. Pero, concretamente ¿para qué se usa el bicarbonato de sodio? Para eliminar los malos olores de esponjas, ropa, alfombras, lavavajillas, nevera, tablas de cortar, cubos de basura…

Para cada uno de los casos, la aplicación es diferente. Pero, en general, se utiliza o bien disuelto en agua o bien espolvoreando sobre la superficie que sea. Lo que sí es común a todos ellos es el resultado, pues en seguida podrás notar la neutralización de los malos olores.

Algunos de los usos más importantes del bicarbonato de sodio son el de desodorante, limpiador y desatascador de tuberías. 

Limpieza de superficies

Otra de las utilidades del bicarbonato sódico es la de limpiador de superficies como suelos o muebles.

Utilízalo también en las cortinas de la ducha y para quitar manchas de grasa en la cocina o el garaje.

Incluso te puede venir fenomenal para pasarle un paño a los asientos y alfombrillas del coche.

Y si lo utilizas mezclado con agua y los aplicas sobre las llantas o las ventanas, también puede ayudarte a dejar un aspecto limpio y sin restos.

Incluso es eficaz retirando la suciedad que pueda quedar en la parte delantera del coche tras un viaje largo.

Limpieza de prendas

Quitar manchas muy complicadas de la ropa, o limpiar pañales de tela o ropa deportiva que tenga muy mal olor, son algunas de las aplicaciones del bicarbonato de sodio. Puedes combinarlo con percarbonato de sodio y llevar a cabo una colada más sostenible. Tus prendas quedarán completamente limpias y sin malos olores.

De hecho, si lo que quieres es desodorizar a fondo zapatillas deportivas o la ropa de cama de tus animales domésticos, también resulta muy eficaz. Incluso lo puedes utilizar sobre sus peluches y juguetes. No obstante, asegúrate después de retirarlo completamente de la tela con un buen enjuague.

Desatascador

Usándolo junto al vinagre y el agua caliente, el bicarbonato de sodio desatasca tuberías (como la del baño o la cocina) y eliminar sus malos olores. De esta forma evitarás usar sustancias químicas que contaminen el agua.
Ahora que ya conoces el bicarbonato de sodio y sus usos más comunes, ¿cuál de ellos vas a probar primero? Comparte tu experiencia con nosotros y dinos qué tal te ha ido utilizando esta sustancia como limpiador, desodorante o desatascador. Sin duda, ¡es un todo en uno!

Más artículos zero waste

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir Whatsapp
1
¿Necesitas ayuda?
¿Tienes dudas sobre nuestros productos residuo cero?
Pregúntanos por WhatsApp.