microplasticos

¿Qué son los microplásticos y qué productos los contienen?

Los microplásticos inundan el planeta. O por lo menos están presenten prácticamente en cualquier lugar donde se han buscado de forma específica. Descubre qué son exactamente, por qué han llegado a tan diversos rincones del mundo y, sobretodo, qué puedes hacer evitar que este problema vaya a más. 

¿Qué son los microplásticos?

Cuando hablamos de microplásticos nos referimos a partículas sólidas con un tamaño menor a 5 mm formadas por una mezcla de polímeros sintéticos y aditivos que dan lugar a los distintos tipos de plástico.

Estos pequeños trozos de plástico (que producen un gran impacto medioambiental) se pueden generar de forma intencionada para incorporarlos a diferentes tipos de productos o de manera indirecta. En este segundo caso se generan por la rotura o desgaste de piezas de plástico más grandes. 

Como ejemplo de microplásticos “intencionados” tenemos los exfoliantes faciales, que muchas veces los llevan como elemento físico para retirar las células muertas. Y para los que se generan de forma indirecta existen cientos de ejemplos: botellas de plástico, envoltorios de alimentos, recipientes, etc. 

¿Dónde hay microplásticos?

Teniendo en cuenta que de todo el plástico que se consume a nivel mundial solo el 9% se recicla y el resto pasa a entrar en contacto con la tierra, el agua y el aire, sería mejor preguntarse dónde no hay microplásticos. De hecho, según un estudio de Enviromental Science & Technology sobre la cantidad de partículas microplásticas que los seres humanos consumen al año, el número está entre las 39.000 y las 52.000 (si le sumamos las partículas inhaladas llegan a las 74.000).

Una persona incorpora en su organismo entre 39.000 y 52.000 partículas de microplásticos al año a través de los alimentos, la bebida y el aire. 

A causa de esa cercanía de nuestra vida diaria con los microplásticos, hay muchos productos con los que tenemos contacto que pueden estar haciendo que los incorporemos a nuestro organismo sin darnos cuenta. Un buen ejemplo son los alimentos y las bebidas. Y ya no solo por estar muchas veces en contacto directo con envoltorios plásticos, sino porque, al incorporarse a la cadena alimentaria a través de los mares o la tierra, los metemos en nuestra dieta sin darnos cuenta. 

Por otra parte, los cosméticos, los champús o las pastas de dientes tradicionales, así como la ropa de materiales sintéticos, tienen una gran cantidad de microplásticos que conviven con nosotros. También muchos utensilios plásticos de cocina dejan estos restos en los alimentos. 

Incluso objetos tan comunes como los neumáticos de los coches (que pueden llegar a crear el conocido como polvo de plástico y empeorar la calidad del aire) dejan pequeñas partículas de plástico allá por donde pasan. Otro ejemplo algo más rebuscado serían las pelotas de tenis al impactar en el suelo. 

¿Qué hacer para evitarlos?

Aunque aún no se puede saber con exactitud cuáles son las consecuencias de la existencia de microplásticos en nuestro organismo, sí está claro que afectan negativamente a nuestra salud. Y a la de los animales y el medioambiente también.

Por eso es imprescindible que exijamos a las empresas y los gobiernos, reducir drásticamente su producción y difusión por los ecosistemas. Aparte de esto, es necesario implementar medidas para aumentar las tasas de reciclaje y prohibir los microplásticos que se añaden de forma intencionada sobre los productos, entre otras.

Y además, como individuos, podemos optar por el uso de las alternativas al plástico que existen ya a día de hoy en el mercado. Ese es el pequeño granito de arena que tú puedes aportar desde hoy mismo.

Ahora que sabes lo que son los microplásticos y todos los lugares en los que los incorporamos (sin ser conscientes) a nuestro organismo, puedes dar otro pequeño paso. Comparte este artículo en tus redes sociales para que más personas sepan hasta qué punto están presenten en su día a día.

Más artículos zero waste

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir Whatsapp
1
¿Necesitas ayuda?
¿Tienes dudas sobre nuestros productos residuo cero?
Pregúntanos por WhatsApp.